VIII Festival de cine Márgenes

En 2018, Eventos, Festivales y Muestras, Márgenes por Néstor JuezDeja un comentario

Continuando con la tradición de esta web de aumentar cada año el número de festivales que cubre, añadimos este otoño el Festival de cine al margen de Madrid, que celebraba este año su octava edición. Del 21 de noviembre al 30 de diciembre se pueden ver en la página web del festival las 13 integrantes de la Sección Oficial, propuestas españolas y latinoamericanas del más pequeño y experimental cine de autor. Además, en sedes como la Cineteca de Matadero, la Filmoteca o la casa de Madrid se proyectaron películas de las Secciones Escáner, el Presente y pases especiales, que incluían algunas de las obras en español más aplaudidas del circuito festivalero que por sus características se quedan más lejos de la distribución comercial. La decisión tomada por este redactor fue aprovechar la ocasión para visionar algunos de los proyectos que se escaparon del Zabaltegi del último San Sebastián, algunas de las obras vistas recientemente en Sevilla o Gijón y una de las películas más destacadas de la última edición de Locarno. Películas dispares y arriesgadas que afronté con pocas expectativas o impresiones previas y que, en mayor o menor medida, cumplieron. Cinco películas (aunque las dimensiones de una de ellas da la sensación de que fueron muchas más) que siempre ofrecieron elementos de interés. Cine desafiante y lleno de personalidad. 

El viernes 23 de noviembre acudí a la Cineteca para ver a las 19:00 una de las películas que deseché en mi agenda donostiarra: la uruguaya Belmonte, de Federico Veiroj. El pintor Belmonte, especializado en desnudos masculinos, se prepara para una próxima Muestra en Montevideo. Múltiples cambios vitales le perturban e inquietan, tales como el embarazo de su ex-mujer y el consiguiente distanciamiento de su hija Celeste. Un señor hosco en crisis de mediana edad que deambula por su vida entre lienzo y lienzo. Un filme recogido y sombrío, melancólico, sencillo en su puesta en escena y clásico en atmósfera. Su manera de captar la angustia del artista y su ambiente cultural es harto acertada. Es una película que tiene personalidad, y es innegable la valía de ofrecer estilos narrativos diferentes en esta era de la abundancia. Sus elecciones musicales y su uso de un formato cerrado dan para secuencias hermosas y encuadres interesantes. Pero a grandes rasgos el filmes es muy poca cosa, no ofrece demasiado ni en fondo ni en forma. Es deliberadamente pequeño, pero ello logra que no conectemos con el relato. Belmonte jamás nos simpatiza, y una pátina de frialdad rodea su viaje emocional. Largometraje tan noble como olvidable. 

  • Título: Belmonte
  • Dirección: Federico Veiroj
  • Guión: Federico Veiroj
  • Actores: Gonzalo Delgado, Olivia Molinaro Eijo, Tomás Wahrmann, María Noel Gutiérrez, Giselle Motta,
  • Dirección de Fotografía: Arauco Hernández Holz y Analia Pollio
  • Música de: Johann Sebastian Bach, Ludwig van Beethoven, Pedro Dalton, Alfredo Le Pera, Leo Maslíah, Buenos Muchachos
  • Estreno: Sin determinar
  • Duración: 75 minutos
  • Web Oficial: https://www.imdb.com/title/tt8846072/reference
  • Nota: 6,6/10

A continuación, se proyectó a las 20:30 una de las películas que más rabia nos dio perdernos en San Sebastián: la grandiosa Nuestro tiempo, nueva película de Carlos Reygadas que se estrenó en la Sección Oficial de Venecia. El escritor Juan gestiona un rancho de toros bravíos con su bella mujer y su familia, cuca y urbanita. La reposada existencia campestre se antepone a la angustia tecnológica de su vida laboral y de la realidad de sus hijos. Esta paz se verá trastocada sin remedio cuando su mujer Esther tenga un romance con Phil, tras lo cual él nunca será capaz de superar esa infidelidad pese a múltiples intentos. Un excesivo, desgarrado e introspectivo melodrama de desencuentro y rencor. Una película de conflicto pequeña pero dimensiones pantagruélicas. Intimismo familiar y romántico exaltado por la grandeza del escenario. Una película pausada pero visceral en su sensualidad y emoción. Un filme que pone a sus personajes en tesituras incómodas y exige al espectador a adaptarse a un viaje intenso e intrusivo. Tan terrenal como lírica y evanescente. Malickiana en su tono y en el planteamiento del diseño sonoro y del uso de voces en off. El formato panorámico del filme es su mayor virtud, en una película realizada como los ángeles. Panorámicas, travellings de acercamiento, tomas áereas en avión, seguimiento de lejos y de cerca de los bovinos…la fascinación estética que entra por el ojo es continua. Igualmente, la naturalidad y verdad que transmite unos personajes interpretados, con libertades narrativas, por sí mismos (Reygadas interpreta al protagonista) capta nuestro interés por la trama y lo mantiene pese a los meandros y tropiezos. Pues hay unos excesos narrativos y una divagación que hace flaquear el conjunto, estancándose en reiterativas broncas de pareja y recalcando su nociva sexualidad. Y su excesivo metraje no siempre queda justificada. Con todo, una estupenda película, la mejor de la semana. 

  • Título: Nuestro tiempo
  • Dirección: Carlos Reygadas
  • Guión: Carlos Reygadas
  • Actores: Carlos Reygadas, Natalia Lopez, Eleazar Reygadas, Rut Reygadas, Phil Burgers
  • Dirección de Fotografía: Adrián Durazo y Diego García
  • Música de: Melodías de Genesis y King Crimson, entre otras
  • Estreno: Sin determinar 
  • Duración: 173 minutos
  • Web Oficial: https://www.imdb.com/title/tt5265964/reference
  • Nota: 7,8/10

El domingo 25 de noviembre acudí sufriendo en mis carnes las nefastas consecuencias de una madrugada desmadrada para ver, en primer lugar, la portuguesa The tree, vista en Berlín y en Sevilla, dónde fue bastante aplaudida. Guerra en un nevado y solitario bosque de Bosnia. Un anciano recoge estoicamente agua día tras día en los ríos de este mundo abandonado. Bajo un pelado árbol, se encontrará con un niño. Ambos, serenos en el silencio, compartirán la memoria del tiempo transcurrido y un secreto que los vincula. Película radicalmente alejada de las narrativas más habituales del cine de gran público. Una experiencia sólo apta para espectadores curtidos. Una película pequeña y muy exigente, coherente consigo misma y fiel a sus preceptos y de una belleza evidente. Un ejercicio que bien nos recuerda a una suerte de Bèla Tarr primerizo. Atemporal transitar nocturno muy silencioso, 100 minutos de metraje para no más de 30 planos. Tomas largas, de encuadres muy medidos, que recogen muy pocas acciones. Sugerente diseño sonoro, que da todo el protagonismo a sonidos ambientes como el del agua o el de los pasos sobre la nieve. Fotografía cuidada en un filme interesante y atractivo. Pero no lo neguemos, de enorme sopor. Son 100 minutos en los que, además de un recorrido circular de los dos personajes y el simbolismo de su recorrido, apenas tenemos un puñado de acciones y silencio. El poco suceder y trémulo ritmo exigirán plena disposición del cinéfilo vicioso, y dejarán fuera a todos los demás. Película muy apreciable, pero que no ofrece demasiadas cosas a cambio de tolerar su tedio. 

  • Título: The three/A Árvore
  • Dirección: André Gil Mata
  • Guión: André Gil Mata
  • Actores: Petar Fradelić, Filip Živanović, Sanja Vrzić
  • Dirección de Fotografía: João Ribeiro
  • Música de: Sin música
  • Estreno: Sin determinar
  • Duración: 104 minutos
  • Web Oficial: https://www.imdb.com/title/tt6725440/reference
  • Nota: 6,7/10

A continuación, en una sesión más abarrotada, inició a las 20:00 la chilena Tarde para morir joven, ganadora del premio a Mejor Dirección en Locarno y recientemente galardonada con el premio a Mejor Dirección y Fotografía en el Festival de Gijón. Verano de 1990, la democracia ha vuelto a Chile. Una comunidad aislada disfruta de esta libertad y alegría en el campo. Los niños y adolescentes, dónde encontramos, juegan, cantan canciones y viven sus primeros amoríos. Los preparativos del año nuevo comienzan, pero la naturaleza les guarda una sorpresa. Una película estival, de jóvenes disfrutando de su compañía, de la lozanía y de su tiempo libre. Una película asemejada a Verano 1993 en su tono. Costumbrismo bucólico y jovial, que dedica su tiempo a describir personajes y reflejar con naturalidad y cercanía sus relaciones. Capta con acierto la riqueza cultural y las costumbres del momento, y transmite al conjunto una sensibilidad y realismo que el espectador se sumerge en la diégesis, le cuenten lo que le cuenten. La realización es sin duda lo mejor del filme, con elecciones cromáticas propias a la postal fotográfica de antaño que deleitan la mirada y tomas de seguimiento a motos o canes que engrandecen a los personajes y sus acciones, además de aprovechar en grado sumo el buen trabajo de la dirección artística. Cine de la vida y de la manera de narrar, porque de nuevo lo narrado no es particularmente interesante. La ausencia de chispa narrativa es evidente, el entorno sociopolítico queda desdibujado y las evoluciones de los personajes no queda plenamente matizada, en dos horas en las que un tercio es reiteración de momentos idénticos en tanto a contenido de festejo. Pero la manera en que está filmado este universo es tan cuidadosa y atmosférico que logró que disfrutará en todo momento de esta bucólica estampa. 

  • Título: Tarde para morir joven
  • Dirección: Dominga Sotomayor
  • Guión: Dominga Sotomayor
  • Actores: Demian Hernández, Antar Machado, Matías Oviedo, Antonia Zegers, Eyal Meyer
  • Dirección de Fotografía: Inti Briones
  • Música de: Canciones de radio de la época y música interpretada por los personajes
  • Estreno: Sin determinar
  • Duración: 110 minutos
  • Web Oficial: https://www.imdb.com/title/tt8726098/reference
  • Nota: 7,2/10

Y los días 26, 27 y 28 de noviembre a las 18:30, 16:30 y 17:30 se vio el mastodonte del festival: La flor, ambiciosa y peculiar película de 14 horas de Mariano Llinás. Película en tres partes, compuesta por seis historias. Cuatro que empiezan y no acaban, una que acaba y empieza y una que cierra toda la película sin haber comenzado. Seis duraciones, seis géneros, diferentes personajes. Una conexión: las mismas cuatro actrices. Tres sesiones, una con un intervalo de 15 minutos y las otras dos con dos intervalos cada una. 40 minutos de créditos finales. Un desafío fílmico sin precedentes en nuestro acervo. Un cuaderno de bitácora fílmico, un diario de referencias, pensamientos e ideas en forma fílmica. Una propuesta ultranarrativa. Un gran chiste, largometraje de surrealismo y mordaz humor presente en todo instante. Un juego planteado como un desafío, como así nos lo introduce el propio Llinás en interpelaciones a cámara insertadas en algún momento de cada una de las 3 partes. Cámaras oscuras, cine mudo. Musical, terror de serie B. Espías, metaficción de investigación. Rusia, París, Vietnam, Bulgaria. Argentina, por supuesto. Literatura, Casanova, música, romances. Clasicismo en su forma, sobre todo en su banda sonora, cercana al suspense de las películas de los años 40. Voz en off que enriquece el discurso visual, y poso reflexivo y filosófico que dota de interés los sucesos. Una película realmente entretenido que se ve mucho más a gusto de lo que se podría imaginar. Pero es iluso no percibir que lo valioso es el dispositivo, la estructura, las costuras, no en sí lo narrado. Ninguno de los relatos llegan a términos claros, ni hay razonamiento alguno a la presencia de ciertos elementos o su relación con otros, es arbitrariedad hija de la experimentación de su padre. Y en el plano visual la película es rematadamente pobre, deducimos consecuencia de los pobres medios de producción y de que, parece evidente, la refinación estética no se encontraba entre las obsesiones de Llinás. Aún con esto, al César lo que es del César, estamos ante una obra monuméntica. Única en su especie y con un lugar predominante en el panorama cinematográfico del año. Servidor la disfrutó, y es sin duda un visionado recomendable para los más cafeteros. Pero su interés es relativo para todos los demás. 

  • Título: La flor
  • Dirección: Mariano Llinás
  • Guión: Mariano Llinás
  • Actores: Pilar Gamboa, Elisa Carricajo, Laura Paredes, Valeria Correa, Germán de Silva
  • Dirección de Fotografía: Agustín Mendilaharzu
  • Música de: Gabriel Chwojnik
  • Estreno: Sin determinar
  • Duración: 220 minutos/ 357 minutos/ 317 minutos
  • Web Oficial: https://www.imdb.com/title/tt9047474/reference
  • Nota: 7,1/10

Una semana intensa y fresca en rumbos narrativos y visuales propuestos, que ofreció sensaciones que no pude anticipar y que fueron por sí solas motivo, si bien no acabé fascinado con los filmes vistos, para apuntar el evento en el calendario con vistas de repetir en años venideros. La cobertura del evento se mantendrá, siempre que el tiempo y nuestros contextos vitales lo permitan. 

Deja un comentario