The Nymphomaniac – Tesis inespecífica sobre la sexualidad

En 2014, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

La última película de Lars Von Trier fue víctima de todo tipo de polémicas desde el momento en que se anunció el inicio del proyecto. Juntar el nombre de este provocador e incómodo cineasta con una película con sexo explícito  de más de cuatro horas de duración no hacía más que predecir una sucesión de carnaza autoregocijante y recreativa filmada con excelencia, sin florituras y con el discurso más hiriente del incisivo danés. Pues bien, una vez visionadas las dos partes en las que por motivos comerciales se ha visto desmembrada la obra (ambas, también es verdad, altamente censuradas), es una decepción tanto para los que buscaban carnaza como para los que buscaban la obra magna de Von Trier, quedando sin embargo por debajo de , sin ir más lejos, Melancolía.

Bien es cierto que el discurso eminentemente cultural que se articula en el diálogo que Joe y Seligman mantienen durante todo el metraje es muy interesante, en el que mediante el manejo de diferentes referencias culturales establecen analogías entre la sexualidad y la pesca con anzuelo, los árboles, la música de Bach (particularmente logrado el fragmento de la polifonía con las pantallas partidas) o la iglesia y sus represiones, afirmando certeramente que aunque las reprimimos todos tienen perversiones sexuales desde la tierna infancia, y que, como Seligman defiende, Joe no es mala persona y su comportamiento, aunque altamente reprobable en esta sociedad, es lógico y razonable, tan solo algo animal. Pero aunque ciertas partes se sigan con interés y el cuidado estético, sobre todo en la presentación de los intertítulos de cada capítulo, es delicioso, la narración se hace pesada en muchos momentos, habiendo episodios tediosos en su totalidad y partes que no llegan a mucho. Aunque en la Parte 2se encuentran las reflexiones y desarrollos más acertados de Joe, finalmente no queda clara a dónde se quiere llegar con esta narración pormenorizada de su vida con esperado final que rompe el happy ending engañoso, y no es seguro si tanto metraje era necesario para contar esta historia.

Con todo, es una buena película de visionado útil y momentos disfrutables. 

Deja un comentario