Puñales por la espalda – Renegando del rebaño

En 2019, Cine, Críticas por Néstor Juez2 Comentarios

Determinados subgéneros cinematográficos, pese a lo mucho que pueda cambiar el clima y la sociedad que les rodea, logran mantener intactos sus rasgos identitarios y su idiosincrasia.  Allí donde otros lo verán trasnochado, es innegable el prestigio y aprecio de cierto tipo de historias ante un reducido público muy fiel, y aunque cada vez se recurra a ellos menos los realizadores que los encaran como reformulaciones, homenajes o versiones personales. Historias ligeras y diseñadas para divertir y asombrar, pero que congratulan por sus arquitecturas narrativas. El último trabajo de un cineasta conocido por reformular géneros desde sus códigos de una manera particular encaja en el argumento previamente expuesto. Es la aplaudida y festejada Puñales por la espalda, estreno navideño de reparto estelar escrita y dirigida por Rian Johnson. Filme que venía muy anticipado por la prensa y recibido con entusiasmo por público y crítica. Filme que no me apelaba necesariamente, pero que supo encandilarme con un atractivo material promocional y un jugoso punto de partido narrativo. Mis lectores reclamaban mi opinión, y la recogida de la cosecha anual forzaba a incluir en la conversación y reflexión los títulos más relevantes. Sabiendo que soy el público menos indicado para que una película de estas características le agrade, me sumergí con optimismo y mente abierta. El regreso de la lupa y la pipa, y el reencuentro con el cada vez más reconocido Daniel Craig. Y aún sin compartir el algo excesivo entusiasmo general, sí que recomendaría una película bastante lograda, harto interesante. Un ingenioso juego posmoderno de códigos genéricos de ligero tono y trascendencia menor, pero intachable construcción y muy placentero visionado.  

El reconocido, exitoso y ya anciano escritor de novelas de misterio Harlan Thrombey (Christopher Plummer) aparece asesinado en una de las estancias de su mansión tras una noche de reunión con su numerosa familia. Muchos son los sospechosos, desde sus hijos o nietos hasta su asistente personal Marta Cabrera (Ana de Armas). El detective Benoit Blanc (Daniel Craig) aparece en escena para desentrañar un misterio que está lejos de ser lo que parece. Una investigación detectivesca estilo Agatha Christie que rompe algunas convenciones y secuencia con intriga y acierto sus giros, revelaciones y falsas pistas. Un rompecabezas en el que los roles que cada personaje juega se llevan a cabo con una vuelta de tuerca, con una implicación mayor. Una película vibrante con un encomiable sentido del ritmo que funciona principalmente por su gran trabajo de guión. El reparto está inspirado, brillando con luz propia un hilarante y estrafalario Craig. Fluida y dinámica edición, que realza y vigoriza unos planos encuadrados con criterio y elegancia. Un producto entendible tanto desde un prisma de cine de subgénero clásico como desde uno de ejercicio posmoderno de cine comercial de autor, de homenaje y experimento con unas normas y arquetipos con flexibilidad y lucidez. En tiempos de escasez de Poirot o Holmes, en los que la nostalgia sigue siendo un valor al alza en el mercado, el mundo ha recibido con los brazos abiertos una película honesta que da lo que promete y que, en tiempos de franquicias y narrativas sin final, se limita a evadir al espectador durante dos horas con una historia de intriga y resolución del crimen. 

La apuesta humorística del filme como herramienta de crítica hacia el racismo conservador americano es clara y atractiva en planteamiento, pero un tanto caricaturesca en su ejecución, con diálogos y comportamientos de los personajes secundarios considerablemente burdos. Los de Craig, de Armas y Evans son los personajes principales y el resto ocupan un rol mucho más secundario, por lo que no deja de frustrar que aquellas películas capaces de conseguir a tantos actores de primera línea les desperdicien en roles menores. El edificio se construye alrededor de la sorpresa, y una vez recompuesto el puzzle nos queda un rascacielos que se sostiene pero gracias a puntuales suspensiones de incredulidad. Comedia negra que sí, es buena película, pero cuya ligereza provoca que el impacto en nuestra memoria sea cada vez menor conforme avanzan los días. 

Jovial, sorpresiva y estilosa, Puñales por la espalda nos trae por navidades un Cluedo deconstruido con el que regocijarse y dejarse absorber por la pantalla. 

  • Título: Puñales por la espalda/Knives Out
  • Dirección: Rian Johnson
  • Guión: Rian Johnson
  • Actores: Ana de Armas, Daniel Craig, Chris Evans, Christopher Plummer, Jamie Lee Curtis
  • Dirección de Fotografía: Steve Yedlin
  • Música: Nathan Johnson
  • Estreno: 29 de noviembre de 2019
  • Duración: 130 minutos
  • Web Oficial: https://www.entertainmentone.com/home/ES/pu-ales-por-la-espalda-/
  • Nota: 7,0/10

Comentarios

  1. Javier Sánchez

    ¿Si dices que «Craig, de Armas y Evans son los personajes principales» y me pregunto qué actores les dan vida, me dirás que es una puñalada por la espalda?

Deja un comentario