Mudbound – Amistad trágica

En 2017, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

Cómo ya he desarrollado previamente en otras críticas, la plataforma Netflix ha echado el resto en el 2017 para que sus películas se desenvuelvan por méritos propias en las altas esferas del panorama cinematográfico internacional. Tras hacer presencia en la Sección Oficial del festival de Cannes, la película que nos ocupa podría ser su primera producción en competir en los Óscar. Hablamos del drama racial de época Mudbound, segunda película de la directora Dee Rees y película que cautivó a la crítica en el último Sundance. Una película que no fue una prioridad en mi calendario de estrenos, pases y reseñas durante el mes de Noviembre, pero que sabía que tenía que ver tarde o temprano antes de que acabase el año. No la vi en las condiciones más adecuadas, y sin duda mi problema subjetivo con premisas de este estilo suponían una predisposición negativa que el filme no merece, pero la vi dispuesto a disfrutarla al máximo. Y si bien fue un visionado que exigió paciencia, terminé agradado tras finalizar un filme francamente notable. Una película que no destaca por lo que aporta dentro de la numerosa ola de filmes de racismo negro de los últimos dos cursos, y cuyo argumento no asombra, pero cuyo acabado visual es gratamente elegante y sensorialmente poderoso. Una muestra de eficiencia en el oficio audiovisual. 

Henry McAllan (un siempre romo Jason Clarke), su mujer Laura (una siempre entregada Carey Mulligan), sus hijos y el padre de este se mudan a una embarrada granja en Mississippi durante los años 40, tierras en las que vive y trabaja el granjero Hap Jackson (Rob Morgan) con su familia de color. Su hijo Ronsel (Jason Mitchell, en estupenda racha de aparición en buenos filmes) y Jamie (Garrett Hedlund, excelente también), el hermano pequeño de Alan, serán enviados a Europa a luchar en la Segunda Guerra Mundial. Cuando vuelvan a casa se harán grandes amigos, pero el virulento racismo de la localidad torcerá sobremanera los acontecimientos. Una detallista película sobre los conflictos raciales sureños a mediados de siglo pasado. Una historia de descendientes de los esclavos de plantación de algodón que, aunque libres, son tan víctimas de la supremacía blanca como aquellos. Una narración de época que reivindica la solidaridad universal y que construye sus capas de narración pacientemente pero con tino y sabrosa conclusión. Un mosaico de personajes que, una vez juntados, explota en una tercera parte de dolor y violencia. Una película amarga, y melancólica, pero innegablemente hermosa en la captura de los detalles más pequeños de la realidad y del día a día de esta comunidad. Un ejercicio de recreación meticulosa, y una obra sobria de trabajada atmósfera malsana fotografiada con una marcada sensibilidad estética, y cuya música triste atempera bien el acertado uso de las voces en off de los diferentes personajes. Personajes lo suficientemente complejos como para dotar de peso e interés a una historia larga y lenta, pero construida con dedicación. Un producto de marcada identidad, cultural y sociológica, académico pero no estandarizado. 

La poesía y belleza de la puesta en escena y emotividad de su relato no nublan el hecho de que su argumento se ciñe a una moda políticamente oportunista. Cómo otros ejemplos de cine racial, recorre con pereza pasajes ya trillados, y no hace esfuerzos en recortar el subrayado del discurso. Y el desarrollo, una vez sucede el reencuentro que une las líneas narrativas y subtramas, no huye las sendas de las convenciones. Pero con todo y con eso, un cierre de extraordinario impacto (de un violencia explícita que roza la gratuidad) y una sensibilidad artística en ciertas secuencias hacen del filme un conjunto digno de ser recomendado. Una instantánea de unos parajes sureños de hombres sufridores y familiares, en busca de paz y dignidad. 

Lírica, acongojante y ambiciosa, Mudbound es más de lo mismo en casi todos los aspectos, pero ejecutado con un gusto admirable. 

  • Título: Mudbound
  • Dirección: Dee Rees
  • Guión: Dee Rees y Virgil Williams. Basado en la novela de Hillary Jordan
  • Actores: Jason Mitchell, Garrett Hedlund, Carey Mulligan, Jason Clarke, Mary J. Blige
  • Dirección de Fotografía: Rachel Morrison 
  • Música de: Tamar-Kali Brown 
  • Estreno: 17 de diciembre de 2017 en Netflix
  • Duración: 134 minutos
  • Web Oficial: https://www.netflix.com/title/80175694
  • Nota: 7,6/10

Deja un comentario