Melanie. La chica con todos los dones – Hongos e infantes

En 2017, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

Invitado por A contracorriente filmsacudí al pase de prensa en los Cines Verdi para cerrar el Sitges Tour con la película que nos ocupa: la británica película post-apocalíptica de infectados Melanie. La chica con todos los dones, basada en la novela homónima de Mike Carey. Una película que, gracias al buen hacer de las distribuidoras, ya no podremos ver en la Muestra Syfy. Bien sabrán mis lectores que el cine de zombies me produce por lo general hastío, pero la maravillosa Tren a Busan me probó que hay que superar todos los prejuicios, pues de cualquier tema puede salir una buena película. Y al maravilloso mundo de los pases de prensa se acude con los brazos abiertos al visionado de casi todo. Y fue una experiencia muy gratificante y entretenida. No pudo evitar desarrollar líneas narrativas secundarias erradas, trazar personajes paupérrimos y concluir con medianía, pero su interesante vuelta de tuerca al género y su buen maneja del ritmo la aseguran como una propuesta de género más que loable. 

Melanie: The Girl with All the GiftsMelanie (una soberbia Sennia Nanua) es una infanta de color que vive retenida en las celdas de una base militar. Cuando abandona la celda para recibir las clases de la señorita Justineau (una siempre correcta Gemma Arterton) con el resto de infantes, lo hacen maniatada en una silla de ruedas en la que la transportan los soldados. El día que la doctora Caldwell (una Glenn Close con presencia pero mal personaje) la elige para llevar a cabo sus experimentos, saldrá a la superficie y descubrirá la inmensa base militar, protegida por vallas de una horda de cientos de muertos vivientes, afectados por un terrible hongo cuyo virus se infecta (obvio) por mordedura. Cuando las vallas se vengan finalmente abajo, huirá con los previamente mencionados y el sargento Parks (Paddy Considine) en un camión en busca de un lugar seguro dónde sobrevivir a la epidemia. La convivencia no será fácil, pues la habilidosa y espabilada Melanie no es lo que parece ser, estando también afectada por el virus de una manera muy particular. Una película de supervivencia y unión ante la adversidad que juega con inteligencia con las posibilidades biológicas que ofrece la dispersión del hongo de los hambrientos. La idea de los neonatos, seres que asumen el virus desde la placenta e interiorizan el hambre de humanos sin perder la conciencia es muy interesante. La realización del curtido en televisión Colm McCarthy entra dentro de lo habitual pero sabe manejar la escala y imprimir urgencia a la acción, y manejando con tensión las escenas de encuentro y persecución con los muertos vivientes, sobre todo en el primer asalto de estos a la base militar. La música de Cristobal Tapia de Veer funciona correctamente, la fotografía de Simon Dennis es competente en planos generales y la dirección de arte no excede lo correcto por el presupuesto, pero consigue retratar con acierto un Londres desolado. Pero si algo hace la experiencia de supervivencia muy gratificante es su personaje protagonista, un personaje femenino fuerte y un caso más de infante interpretando extraordinariamente. 

Una vez se abandona la escuela subterránea, el laboratorio de operar neonatos y la base militar en general, la película pierde una gran oportunidad y se transforma en una película más de grupito huyendo de zombies, siendo competente en este apartado pero un poco rutinaria. La obsesión científica del personaje de Close la hace entrar en una bucle de comportamiento impulsivo absurdo, los zombies parecen comportarse según conveniencias del guión y, de nuevo, se desperdicia el concepto de la tribu de salvajes críos urbanitas. El clímax es emocionalmente competente, y el tratamiento que se da a las vainas se sale de las expectativas previas, pero finalizamos reflexionando dónde se haya el sentido de la decisión que toma Melanie. Todo ellos factores no negativos per se, pero que hacen caer al filme en la rutina. 

Melanie. La chica con todos los dones no respeta su propia coherencia con respecto al proceder del zombie medio, algunos personajes eligen acciones estúpidas y en general nada sale de lo esperable de una película así, pero aún careciendo de excepcionalidad es una película de género muy correcta si no buscas más que eso. 7/10

Deja un comentario