Los archivos del pentágono – Frenesí en rotativas

En 2018, Cine, Críticas por Néstor Juez1 Comentario

En estos días de atropellamiento de buen cine estadounidense, más o menos académico, sólo faltaba una nueva película del maestro Spielberg para acabar de hacer los delicias de los amantes del cine. Una película cuyo equipo técnico, reparto y temática eran igualmente salivantes:  El thriller político basado en hechos reales Los archivos del Pentágono, guión de una joven Liz Hannah sobre la polémica decisión del Washington Post de publicar los clasificados archivos del pentágono. Una película, además, concluida en un reducido período de seis meses. Apenas se empezó a ver en diciembre, justo a tiempo para la temporada de premios, y si bien el recibimiento crítico fue mayormente positivo, no acabó de provocar el entusiasmo de algunas de sus acompañantes. Pero habitual que la crítica mire con recelo su última etapa, y en esta hay películas tan excelentes como Lincoln o El puente de los espías (servidor incluso disfrutó de El gran gigante bonachón). Por lo tanto, sabía que podía esperar grandes cosas, ergo acudí a la sala esperanzado. Y la presencia de momentos endebles no me impidió apreciar una película notable. Hay excesos de edulcorante y la primera marcha entra con dificultad, pero igualmente es una producción de portentosa realización, entregadas interpretaciones y poderoso guión. 

En 1971, un Washington Post anda a la zaga en el panorama de la prensa estadounidense, comandado por una Katherine Graham (estupenda Meryl Streep) que ha heredado el barco de su difunto marido. Pero una vez el Times publica parte de unos documentos clasificados de la Defensa Estadounidense que prueban la negligencia de la participación americana en Vietnam durante los últimos veinte años y son vetados, Graham y el jefe de redacción Ben Bradlee (Tom Hanks, solvente como de costumbre) se ven ante la posibilidad de publicar los documentos íntegros en absoluta primicia. Ante las presiones de accionistas y administrativos por los problemas legales y económicos que ello conllevará, Kay deberá tomar en pocas horas una decisión radical para el futuro de su periódico. Una película clásica de intriga periodística e investigaciones de las oscuridades de los gobiernos. Cine académico de alta producción y formas mesuradas que camufla muy bien las prisas de su producción. Pelucas y luces duras, pero estética compacta. Aún siendo convencional en su planteamiento y práctica en su fragmentación, la realización de Spielberg es precisa y briosa (aderezada con travellings de seguimiento) y, la fotografía de Kaminski, de ambientes recargados, tan sabrosa a la mirada como de costumbre. Todo el reparto se luce, poblando con naturalidad a unos personajes a los que el gran guión inunda de matices y diálogos con enjundia. Y Meryl es congratulada con un personajazo, cuyo arco de mujer que hereda un gran trabajo y responsabilidad por la que todos la cuestionan (por ser familiar y mujer) y evoluciona hasta llegar a la valentía de tomar sus propias riendas y correr riesgos históricos es lo que le da a la película su mayor interés. Una narración necesaria de hombres íntegros moral y profesionalmente, que nos recuerda que debemos luchar por la libertad de expresión y el derecho de una prensa que pase revista a gobiernos indeseables. Y ahora, además, de Trumpiana actualidad.    

Si bien una vez los papeles llegan al poder de Bradlee y su equipo la película es un trepidante contrarreloj, la película presenta una primera parte de fluidez timorata. Y aún sirviendo a un fin noble que la justifica, en un puñado de escenas de la tercera parte Spielberg no puede evitar caer, una vez más, en el azúcar. Y si sigue siendo triste que, por veterano y habitual, se de a Spielberg por descontado y no se aplaudan tanto sus logros, es innegable que la película no ofrece nada realmente nuevo ni a su filmografía ni al género. Pero lo apretado de la oferta del mes y la calidad de estas no debe hacernos ignorar el talento detrás de un producto tan rico, interesante y bien acabado como este. 

Tensa, sobria e inspiradora, Los archivos del pentágono es un homenaje al periodismo que aún sin descubrir el Grial evidencia que siempre podemos contar con el oficio de Steven y demás veteranos que siguen en plena forma.  

  • Título: Los archivos del pentágono/The post
  • Dirección: Steven Spielberg
  • Guión: Liz Hannah y Josh Singer
  • Actores: Meryl Streep, Tom Hanks, Bob Odenkirk, Michael Stuhlbarg, Sarah Paulson
  • Dirección de Fotografía: Janusz Kaminski
  • Música de: John Williams
  • Estreno: 19 de enero de 2018
  • Duración: 116 minutos
  • Web Oficial: https://www.entertainmentone.com/home/EN/the-post/
  • Nota: 7,8/10

Comentarios

  1. Carmen

    Estoy de acuerdo con la crítica. Aunque habiendo visto otras películas de periodismo de investigación y denuncia no supone algo innovador. Pero buena dirección y estupendos protagonistas no se pone en duda.

Deja un comentario