Lazzaro feliz – Bondad fuera del tiempo

En 2018, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

Nos dirigimos abalanzados al cierre del 2018, y sigue la llegada de una primera avanzadilla de estrenos jugosos de los grandes festivales de primavera. Y gracias a eventos patrios como los de Sitges, Valladolid, Sevilla o Gijón, se abre el camino para el estreno de las películas de Cannes. En la entrada de hoy, cubrimos el estreno de una de las películas más aplaudidas de la última Sección Oficial, apostando muchos por ella como futura Palma de oro. Es ni más ni menos que Lazzaro Feliz, tercera película de Alice Rohrwacher que finalmente tuvo que conformarse con el premio ex-aequo a Mejor Guión. Una película que levantó un revuelo importante en el mundo crítico, tanto que desde este medio contábamos los días hasta que pudiéramos descubrirla por nosotros mismos. En este caso no hubo que esperar demasiado, en tanto que llega antes del 2019. Tan pronto como habíamos acabado nuestras entradas pendientes de festivales y estrenos atrasados, la película italiana era la siguiente. La asistencia a la Seminci nos impidió asistir al pase de prensa, pero fuimos a la sala de cine en la primera semana. Y nuestra alegría por haberlo hecho es enorme. Nos encontramos ante una de las mejores películas del año. Una de las más singulares y libres de tendencias, y también de las más contenidas y humanistas. Un drama rural de coqueteo fantástico visualmente poderoso y rico en su mensaje. Una película que no es necesariamente para todo el mundo, pero sólo podemos recomendar a todo el mundo. Una obra que marca nuestro presente, respira mucho pasado del cine italiano y marca un posible futuro, consolidando a una realizadora a la que debemos seguir sus pasos. 

Corren los años 90 en la aldea Inviolata, aislada por las inundaciones entre cenagales. La marquesa Alfonsina de Luna y su linaje controlan el terreno, quien tiene a su servicio familias de campesinos explotados sin pago alguno, que trabajan las plantaciones de tabaco. Entre ellos se encuentra Lazzaro, un joven bueno y servicial que todos usan para que les ayude y haga favores. Incluso su amigo Tancredi, hijo de la marquesa a la fuga, se aprovecha de él. Pero cuando Lazzaro despierte de su letargo tras un aparatoso accidente, encontrará la realidad en la que vivía radicalmente cambiada. Una narración poética e introspectiva, cautivadora desde la pura sencillez. Una película tan costumbrista como, tangencial o nuclearmente, sobrenatural. Naturalismo mágico etéreo, alegórico. Una película rural, que nos sitúa en una diégesis de iconografía y personalidad propia y nos imbuye en un trance fino pero inquietante. Una fábula sobre el avance del progreso, y como este trastoca unas realidades del mundo natural tratadas con mirada amable. Excelente diseño sonoro, con elocuente uso del viento. Hermosas localizaciones a las que una fotografía granulada saca todo el partido. Y en el núcleo, un enorme Lazzaro, al que Adriano Tardiolo llena de personalidad y presencia en pantalla con apenas unas sonrisas, enorme diciendo apenas un par de frases. Una revisita a la leyenda italiana del lobo y el hombre en literal representación física y un juego difuso entre realidad y ficción mítica. 

Una película de narrativa imbricada y ambigua que no funcionara en los ojos de aquellos que no sepan adaptarse a sus características y jugar su juego. Allí donde Lazzaro queda definido, no así los demás personajes, quedando sus vínculos con Lazzaro en la segunda mitad desnudados de toda la fuerza dramática que deberían por no haber sido profusamente presentados en la primera. Y estos elementos de fantasía trufados en una película, por lo demás, cruda en su punto de vista, cercana al documental, tanto hechizarán a uno como desconcertarán a otros. Una película, en fin, a la que sólo podemos echar en cara su cripticismo. Pero no debemos subestimar la capacidad de todo público para conectar con la bondad. 

Introspectiva, simbólica y amarga, Lazzaro feliz es un ejercicio fuera del tiempo y la modas, tan deudor del legado fílmico italiano como lleno de voz propia. Un viaje seductor, imprescindible. 

  • Título: Lazzaro Feliz/Lazzaro Felice
  • Dirección: Alice Rohrwacher
  • Guión: Alice Rohrwacher
  • Actores: Alba Rohrwacher, Adriano Tardiolo, Agnese Graziani, Luca Chikovani, Sergi López,
  • Dirección de Fotografía: Hélène Louvart
  • Música de: Sin determinar
  • Estreno: 09 de noviembre de 2018
  • Duración: 125 minutos
  • Web Oficial: https://www.vertigofilms.es/movie/lazzaro-feliz/
  • Nota: 8,2/10

Deja un comentario