Lady Bird – Muchacha en construcción

En 2018, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

Seguimos con el completo repaso de las películas de esta edición de los Premios Óscar, y en esta ocasión, tras analizar los premios pesados, llegaba la película que, junto a los anfibioslas pancartas de anuncios y los negros bajo hipnosis, más apoyo mediático ha recibido en la carrera previa: hablamos de Lady Bird, comedia dramática de juventud escrita y dirigida por la querida y prestigiosa actriz de cine independiente Greta Gerwig, que debuta en la realización con este filme. Película de inspiración levemente autobiográfica, presentada en Toronto y aplaudida por múltiples círculos de críticos. Y estando como estamos en estos días de reivindicación feminista, la película vino respaldada por mucho apoyo de personalidades de Internet. Los elementos exteriores del filme no me producían entusiasmo, pero mi aprecio por Saoirse Ronan y la evidente, aunque con reservas, aprobación crítica, hicieron que procurara verla a pocas horas de la ceremonia angelina, habiendo logrado por vez primera la hazaña de haber visto la práctica totalidad de películas nominadas. Me hizo sonreír y me impliqué en esta buena película, pero también notablemente sobrevalorada. Una historia de buen guion, personajes definidos y conflictos reales y cercanos, pero también carente de chispa o novedad alguna en una puesta en escena tibia que no suple lo predecible de su devenir argumental. 

Sacramento, California, año 2002. La joven Christine (una muy correcta Lady Bird) estudia en un colegio religioso y vive en una familia humilde con hermano adoptado y estricta madre amargada (Laurie Metcalf). Quedan meses para ir a la universidad, y mientras ella desea ir a Nueva York, su madre prefiere que vaya a la universidad pública del pueblo, dado que no podrían pagar las universidades privadas a las que Lady Bird, estudiante de notas mejorables, desea acceder. Mientras tanto, Christine deberá lidiar con las dificultades de la entrada en la edad adulta. Un dramedia de protagonista femenina que versa sobre los problemas habituales de adolescencia y el conflicto generacional entre madres e hijas. Esa dialéctica agresiva entre universitarios de nueva cuña y trabajadores pudientes. Un relato de formación de personalidad y autoafirmación de una misma. Uno que es, por qué no decirlo, un debut sorprendente. Su ingenioso guion, aderezado de apuntes y gags que muestran un conocimiento denso de los hechos narrados y de la década de los 2000. Un argumento de diálogo acerado y vivo, de lo mejor del filme, y reparto afinado. El filme divierte pero también nos hace reflexionar. La directora ha vivido en parte estos hechos, y se aprecia en cada plano. Y es este sentir y esta sensibilidad lo que logra que los espectadores nos impliquemos. Y sumando a su equipo creativo y sus personajes, el filme está integrado por un abanico de nuevos talentos que auguran un buen futuro fértil y variado ante ellos. Y visto lo bien pensado que está este filme, me arriesgo a anticipar un nada desdeñable margen de mejoría. 

Si el agrado es constante, la fascinación y la maravilla jamás aparecen. Sus personajes no son memorables, como tampoco la realización ni desarrollo del guion. Todo es correcto pero, quizás con la excepción de los diálogos, nada es excelente. Y a pesar de querer ir de moderno en los gustos y prácticas de Christine, su forma de retratar las obsesiones maternas y la educación religiosa denotan un fondo trasnochado. Una película que aunque se sienta real y sincera, no puede evitar caer en clichés del cine de adolescentes y madurez. Y así como Lady Bird y su madre son buenos personajes, sus amigas y amantes son personajes de una cara. Y aun fluyendo bien sin caer en el tedio, una vez acaban los primeros 40 minutos el filme fluye gradualmente peor hasta que concluye. Pero no seamos injustos, nos hallamos ante una buena película. Que no procede en el Olimpo, pero agradable. 

Entrañable, personal y amarga, Lady Bird nos da un espejo en el que mirar al pasado pero poco aporta de relevancia a nivel cinematográfico. 

  • Título: Lady Bird
  • Dirección: Greta Gerwig
  • Guión: Greta Gerwig
  • Actores: Saoirse Ronan, Laurie Metcalf, Tracy Letts, Lucas Hedges, Timothée Chalamet
  • Dirección de Fotografía: Sam Levy
  • Música de: Jon Brion
  • Estreno: 23 de febrero de 2018
  • Duración: 94 minutos
  • Web Oficial: http://www.universalpictures.es/es/peliculas/lady-bird-89/
  • Nota: 6,8/10

Deja un comentario