La vida sense la Sara Amat – El iniciático adiós

En 2019, Cine, Críticas por Néstor Juez1 Comentario

Incluso ante los ojos más ávidos y atentos hay largometrajes que pasan desapercibidos. La cobertura completa es imposible en medios pequeños, y aún incluso sabiendo de la existencia de muchas más películas de las que cubres o ves en el momento de estreno o más adelante, hay películas que vuelan inadvertidas bajo el radar. Gracias a la llegada del año nuevo y el abarrotado momento de hacer listados recopilatorios y selecciones de lo más selecto de la cosecha, amigos cinéfilos me hicieron saber de la existencia de una película española que merecía la mención de algunos de ellos. Una película española, integrante de ese extenso número de cine ibérico independiente que transita por nuestras pantallas a duras penas. Películas que deben su llegada al público a una más extendida vida posterior en alguna plataforma de suscripción. Un caso más de película venida de la prolífica y aplaudida en círculos de cine de autor y crítica alejados de pleno del público. Se trata de La vida sense la Sara Amat, película catalana dirigida por Laura Jou. Un filme al que me acerqué con múltiples prejuicios activados: película pequeña y modesta sobre la vida misma, con la excusa de la humildad para brindar texto e interpretaciones impostadas filmadas sin talento alguno (pasa a menudo en la escuela independiente española). Verla en salas fue imposible, pero Filmin vino a mano para recuperarla a minutos de la medianoche del 2019. Y menos mal que lo hice, pues me encontré con la sorpresa del año, un filme diminuto pero notablemente construido. Una estupenda película que no ofrece elementos de fascinación en su presentación formal ni en sus desarrollos temáticos, pero narrada con verdad, sentimiento y mucho encanto y personalidad. 

Pep disfruta de sus vacaciones en un pueblo catalán durante un verano ochentero. Una tarde Sara Amat, una niña vecina por la que bebe los vientos, desaparece sin dejar rastro. Cuando vuelva a su casa, Pep descubrirá que la esquiva y reservada Sara no ha ido muy lejos. Durante los próximos días, se desarrollará entre ellos una conexión muy especial. Una película costumbrista sobre el primer amor y la entrada a la madurez. Narración que capta a la perfección el mundo privado, inocente y lírico de los niños. Una película con espíritu de fábula que fluye con extrema viveza y desde los primeros minutos nos implica en una historia sencilla en un mundo extremadamente familiar. Mención especial merece la hermosa fotografía, con una deliciosa selección cromática de tonos pasteles y rojizos. El reparto está excelente, lo cual es particularmente meritorio considerando que se trata de niños. El diálogo se siente vivo y realista, y la sensación de estar asistiendo a un episodio de la vida real es constante. Lo cual no debe nublar el estupendo trabajo de guión, que brilla con luz propia en las jugosas conversaciones entre Sara y Pep. Una película humanista y esperanzadora, con puntuales instantes de tensión y acierto para captar el espíritu de su momento temporal sin cargar las tintas en la nostalgia. 

La película, no nos engañemos, son 70 minutos en un par de localizaciones rurales con un puñado de actores infantiles, con muchos implicados que probablemente sean inexpertos o amateur en el mundo de la interpretación. Aún si no lo pretende, por mucho que la premisa resulte sorprendente su desarrollo argumental es fácil de prever. Pese a lo catártico de su emoción, el final bien puede resultar simple para lo estimulante del desarrollo que le precedía. El largometraje que hoy recomiendo necesita de una sensibilidad especial por parte del espectador. Si a nivel personal no hay conexión con los conflictos de unos muchachos con la efervescencia de ese fuerte e inexplicable primer deseo, la cinta no funcionará, y quedará como lo que ha sido para muchos: una pequeña y simpática película. 

Asceta, mágica en su espíritu y cuidadosa, La vida sense la Sara Amat será escasa para muchos, pero atrapa al espectador en su universo como pocas películas este año. 

  • Título: La vida sense la Sara Amat
  • Dirección: Laura Jou
  • Guión: Coral Cruz, basado en la novela de Pep Puig
  • Actores: Biel Rossell, María Morera, Francesca Piñón, Isaac Alcayde, Pau Escobar
  • Dirección de Fotografía: Gris Jordana
  • Música: Pau Vallvé
  • Estreno: 12 de julio de 2019
  • Duración: 75 minutos
  • Web Oficial: https://alfapictures.com/sp/amy_movie/la-vida-sin-sara-amat/
  • Nota: 7,4/10

Comentarios

  1. Javier Sánchez

    Laura Jou es responsable del papelazo de los niños de Biutiful. No me extraña nada que haya convencido a Néstor. En cuanto al color de la fotografía, también a mí me prenda. Tanto como la noia protagonista y su encantadora lengua catalana.

Deja un comentario