Intocable – Optimismo exacerbado

En 2012, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

Un año más la industria francesa realiza una comedia con mensaje humano y trasfondo social diseñada para triunfar en taquilla, consiguiendo un fenómeno mediático que excede las fronteras nacionales. Ocurrió en el 2008 con Bienvenidos al norte y se repite ahora con esta historia de base real. Sin embargo, en esta ocasión el éxito viene acompañado de un filme de calidad.

Philippe es un aristócrata ha quedado tetrapléjico tras un accidente en parapente. Driss es un senegalés que acude a la mansión de Philippe para una entrevista de trabajo cómo ayudante personal, y conociendo su reprobable historial y sus pocas posibilidades de obtener el cargo pide al personal de la mansión que firme el historial de rechazos para poder cobrar el paro. Sin embargo, para su sorpresa es contratado de prueba durante un mes. Surgirá así una improbable amistad que llevara a ambos a la felicidad plena y al intercambio de conocimientos y virtudes.

Este en apariencia azucarado argumento es desarrollado con solvencia mediante un guión que combina hábilmente comedia con crítica social (el concienciamiento de la injusta vida que llevan los inmigrantes africanos en los barrios bajos, muy típico del cine francés) y reflexión. El esquema cómico, consistente en la contraposición de los dos personajes principales (triunfante gracias a la química existente entre ambos actores, que deslumbran por su naturalidad y vis cómica, destacando la empatía de Omar Sy) es clásico, y la composición formal y narrativa de la cinta es típica (Paseando a Miss Daisy) , y tampoco es negable que el sentimentalismo que destila cada escena es facilón y exagerado, pero poco importa. La película ofrece el mejor de los mensajes, el disfrute de la vida a pesar de las dificultades (típico también relato solidario y espíritu de superación, tan idolatrado por la cultura americana) y el disfrute de los pequeños placeres de la vida (el contraste entre las dos culturas en la escena de compartir música, la cual logra enriquecer el optimismo de la cinta mediante una rica banda sonora de recopilación de grandes temas, el parapente, la relación epistolar que finalmente concluye en cita) y la cercanía con los personajes nos lleva a reflexionar sobre los valores de la amistad y la comprensión. Cómo buena comedia , la experiencia es reforzada por un buen número de hilarantes situaciones, muchas de ellas gracias al personaje de Driss.

Con todo, nos encontramos ante una película que aunque sin innovar , consigue que confiemos un poco más en la raza humana y disfrutemos durante dos horas de la magia del cine.

Deja un comentario