El insulto – Trifulcas gangrenadas

En 2018, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

Pese a acudir en 2017 por vez primera a la Seminci, mi estancia en Valladolid fue de tan sólo dos días, lo cual me impidió ver muchos de los platos fuertes de la sección oficial. Entre ellos había algunas películas que, además de obtener reconocimientos allí, fueron programadas y premiadas en Venecia. Pero, por azares del destino, pude ver dos de ellas el mismo día. Hoy venimos a hablar de la primera de ambas: el drama político El insulto, nominada al Óscar a mejor película extranjera por Líbano y galardonada con el premio a mejor actor en La ciudad de los canales. A contracorriente films tuvo a bien invitarme a un pase de prensa, y dado el aplauso crítico y el interés de su premisa no pude sino confirmar prontamente mi asistencia. Mi vida laboral me va a impedir en los próximos meses acudir a muchos pases, por lo que no hay que dejar pasar los más jugosos. Prosiguiendo con la cobertura de los Óscar, era igualmente apropiado acercarme a ella, pues es la única que me quedaba de las cinco películas extranjeras nominadas. Y mis expectativas fueron levemente superadas, pues aunque no hallé una obra maestra sí que visioné una película notable francamente amena. Su argumento no evita irrumpir en subrayados propios de folletín, pero su relevancia política se mantiene vigente y su portentoso desarrollo narrativo y competentes formas y maneras la hacen recomendable. 

Nos hallamos en Beirut, donde Tony Hanna (Adel Karam), un cristiano libanés, trabaja en un taller mecánico y espera la llegada de su primera hija. Un día, el refugiado palestino Yasser Salameh (el premiado Kamel El Basha) y demás obreros municipales arreglan la tubería fraudulenta de su balcón sin su consentimiento. Tras reventarla Tony con furia, Yasser le insultará. A partir de ese momento, una catastrófica sucesión de incidentes desembocará en un enconado enfrentamiento y explosivo juicio de repercusión nacional, en la que entrarán en juego rencores supurantes de dos comunidades tras décadas de enfrentamientos, masacres y dolor. Conflictos de índole general representados en un caso particular. Un mero accidente que esconde motivos para el odio más grandes que las partes implicadas en la demanda. Thriller judicial que radica en el núcleo de su interés los conflictos étnicos y culturales de Palestina y Oriente Próximo. Una dramatización para el entretenimiento de los ecos tardíos del Septiembre negro y de la masacre de Damour. Cine social que conciencia, hace reflexionar y entretiene. Su acabado visual es muy competente. Y el foco lo atrapa su entregado reparto, poniendo la mirada en los dos beligerantes, así como ambos jueces (las escenas del juicio, y todo lo relacionado con su desarrollo, es lo más apasionante de la cinta). Y su buen guión, que partiendo de una situación pueril para armar una guerra burocrática in crescendo hacia la confrontación identitariaes un portento como argumento inteligente y fácil de asimilar para toda audiencia, que encontrarán en el filme cosas de interés para todos los gustos. Una muestra más de que en Oriente próximo se hace buen cine, más allá de Irán. Y no sólo por lo impactante de su situación social.

Si el tema a tratar, y el guion utilizado para desarrollarlo, son ciertamente brillantes, no lo es tanto la realización audiovisual con la que se lleva a cabo la puesta en escena. Buena construcción y montaje, pero el fluir no se ve aderezado por planos o soluciones visuales inventivas. Para acrecentar aún más si cabe un conflicto lo suficientemente rico, añade subtramas de dramón con las deficiencias en el parto que resultan un pegote muy molesto. Y una vez se intensifica el juicio, la manera de representar las reyertas entre bandos en las calles es un tanto simplista. En definitiva, los defectos más comunes del cine de reivindicación y soflama. Y considerando el caso que nos ocupa es una pena, pues considerando la fuerza del producto sería una gran película si su discurso fuera enfocado con un poco de sutileza. 

Tensa, minuciosa y poderosa, El insulto plantea su discurso de manera forzada y poco elegante, pero pese a su obviedad es un drama muy eficaz que mira a problemas muy vigentes de necesaria consideración.

  • Título: El insulto/L´insulte
  • Dirección: Ziad Douiri
  • Guión: Ziad Douiri y Joelle Touma
  • Actores: Kamel El Basha, Christine Choueiri, Adel Karam, Camille Salameh, Rita Hayek
  • Dirección de Fotografía: Tommaso Fiorilli
  • Música de: Éric Neveaux
  • Estreno: 16 de marzo de 2018
  • Duración: 110 minutos
  • Web Oficial: http://www.acontracorrientefilms.com/pelicula/816/el-insulto/
  • Nota: 7,5/10

Deja un comentario