Instinto Maternal – Vecinas enrocadas

En 2019, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

Épica es la tarea que se echa a sus espaldas todo aquel crítico que desea cubrir la totalidad de estrenos de la cartelera. Los cuales, no lo olvidemos, son un pequeño porcentaje de la vasta producción de largometrajes que se lleva a cabo anualmente. No ya sólo en la Omnipresente Estados Unidos, sino también, y mucho, en Europa. Y el gran mastodonte cinematográfico del viejo continente sigue siendo Francia, del que llegan cada viernes un número considerable de estrenos. Son tantas que muchas pasan desapercibidas bajo del radar. Gracias a la distribuidora Karma Films, hoy vengo a hablaros de una de ellas. Os presento Instinto maternal, nuevo thriller dirigido por Olivier Masset-Depasse. Filme deudor de una tradición de filmes de suspense que se remonta a Alfred Hitchcock, una referencia clara en su producción. Uno de los pocos casos en 2019 en los que confirmé mi asistencia al pase de prensa sin saber absolutamente nada de esta película, averiguando su existencia gracias al correo de Karma Films. Estos tuvieron una pericia innegable al promocionarlo, asemejándola tanto a la obra del maestro inglés como a la de David Lynch. Por ello, la ausencia de información me impulsó a aproximarme a la obra con la determinación de ser sorprendido y de añadir, porqué no, un nuevo realizador y voz creativa al acerbo. No será el caso. Un filme al que da reparo atacar por lo intrascendente que resulta. Un tosco y frígido relato de suspense ejecutado de la manera más imprecisa y torpe. Un filme digno de los estándares de las tardes dominicales de Antena 3. 

Alice (Veerle Baetens) vive puerta con puerta con Céline (Anne Coesens) en la Bruselas sesentera. Comparten una gran amistad, reforzada por la buena relación de sus dos jóvenes hijos, Théo y Maxime. Esta armonía se romperá cuando la tragedia sobrevuele a Maxime, desatando entre ellas un clima malsano de desconfianza y temor vengativo. Una narración de intriga hogareña de espíritu y maneras clásicas sobre abismos arraigados en la aparente perfección de los barrios residenciales y el mal aflorando de entre los cimientos de lo más cotidiano y, a priori, amable. Pesquisas en solitario de una madre a la que su mundo se viene abajo cuando un aire enrarecido aflore entre Céline y su hijo Théo. Misterio psicológico, tejido en una escalada hacia el desastre en el que Alice va buscando pistas y cabos sueltos para probar a su marido y cercanos que no se halla en la demencia. Película elegante, sí, bien producida y ambientada. Que parte, porque no, de un punto de partida sabroso, que podría dar lugar a un desarrollo de interés. Y la presencia en pantalla de Veerle Baetens es fuerte, se echa a la espalda el peso de la película.  Metraje de raudo ritmo que logra que el espectador nunca pierda el interés, lo que se agradece enormemente. Y los recovecos de la trama no resultan predecibles. El cine seguirá probando una y otra vez que los hogares y barrios más apacibles son el escenario perfecto para el horror más visceral e íntimo. Es en nuestro núcleo familiar donde somos más vulnerables. 

Los elementos de interés y reflexión que se hallan en el texto se diluyen con una puesta en escena inconsistente. Ora nos bombardea con travellings de seguimiento y tomas circulares con una energía que excede lo retratado, ora desaparecen por el resto del filme. Ora encontramos zooms a caras compungidas, ora se busca crear alucinación con imágenes borrosas. Unos de tantos elementos que hacen de esta una película lamentable, cuasi ridícula, plagada de malas interpretaciones de personajes con motivaciones famélicas, que giran como ruletas. Firmado por una banda sonora desastrosa, tan variable e inconsistente a nivel tonal como desesperada por dotar de emociones a una película incapaz de producirlas por sí sola. Un perpetuo subrayado en el que los puntos trágicos y los giros golpean por la inepcia con la que se presentan. En suma, aléjense de esta producción. 

Ridícula, pálida y formalmente incongruente, Instinto maternal es un claro ejemplo de intriga mal entendida y peor fabricada. 

  • Título: Instinto maternal/Duelles
  • Dirección: Olivier Masset-Depasse
  • Guión: Olivier Masset-Depasse, Giordano Gederlini
  • Actores: Veerle Baetens, Anne Coesens, Mehdi Nebbou, Arieh Worthalter, Jules Lefebvres
  • Dirección de Fotografía: Hichame Alaouié
  • Música: Renaud Mayeur, Frédéric Vercheval
  • Estreno: 28 de junio de 2019
  • Duración: 97 minutos
  • Web Oficial: https://karmafilms.es/catalogo/instinto-maternal/
  • Nota: 4,4/10

Deja un comentario