El clan – Competente pero anodino espectáculo

En 2015, Cine, Críticas por Néstor Juez3 Comentarios

La nueva obra cinematográfica de Pablo Trapero supone un éxito en muchos aspectos, ya que además del desafío cumplido que supone sacar adelante una producción de esta envergadura, el reconocimiento comercial y crítica la avalarán como una empresa resuelta de manera notable. Y no podemos negar que sea este el caso. Técnicamente la película que nos ocupa es magnífica, y la realización nos permite dilucidar el buen hacer de un resolutivo cineasta. El equipo artístico realiza una labor intachable, destacando en particular la excelencia de Francella. Pero, sin embargo, es en la esencia última de este texto audiovisual dónde radica su mayor problema. El desarrollo argumental se efectúa con solvencia e impacto en no pocas ocasiones. Pero el mismo no transita sino por los derroteros que caben suponer en una producción de este género, además de desembocar en los acontecimientos que ya podemos percibir desde el inicio mismo del metraje (estructura de escena repetida en diferentes momentos aparte). Si consideramos la ingente cantidad de cine de mafiosos visionada por el espectador medio, esta falta de innovación o sorpresa se torna más molesta.

El tosco uso de temas musicales ruidosos o manoseados para subrayar ritmo o impacto supone el mayor defecto de la cinta. Y la narración es dura, pero también efectista y momentáneamente ruidosa. El espectacular desenlace y los logrados arcos narrativos de sus personajes colaboran a sostener una función que, si bien entretiene, nunca deslumbra. La mera corrección y profesionalidad no basta para redondear una experiencia satisfactoria pero incompleta, ya que falta el toque de genialidad y un par de conceptos temáticos y visuales que transformen la película en experiencia imprescindible.

El clan es una buena película con capacidad para agradar a todo espectador. Pero no alcanza la trascendencia que los cinéfilos buscamos en las grandes obras del séptimo arte. 7/10

Licencia de Creative Commons

Comentarios

  1. Anónimo

    La hora de publicación deja en evidencia una noche oblacionada para regurgitar un análisis que orbita sobre un pretencioso continente para un pueril contenido.

    A Kusturica con tus mierdas

  2. Néstor Juez

    Querido anónimo

    Te garantizo que ni soy particularmente aficionado a Emir, ni la hora de publicación es cierta, ni este análisis está, ni mucho menos, regurgitado. La escribí tras un día de reflexión.
    Un saludo

Deja un comentario