Dobles vidas – Infidelidades autoficticias

En 2019, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

La mayoría de los espectadores serían capaces de enumerar algunos aspectos característicos de cualquier director célebre, pues no es escasa la plétora de realizadores que han sustentado su renombre en el afianzamiento de un estilo e imaginario en el que se acomodan una y otra vez en cada nueva película. Pero dispersos en el Olimpo del cine de autor de prestigio encontramos algunos nombres que se reinventan en cada nuevo proyecto que emprenden. El de hoy es el caso de uno de ellos, uno de varios directores franceses de postín que estrenan película en nuestras pantallas en las próximas semanas. Una nueva ocasión para que los espectadores podamos disfrutar al completo de las películas más relevantes vistas el año pasado en la ciudad de los canales. No es otra que Dobles vidas, nueva película de Olivier Assayas estrenada en el último Festival de Venecia y vista también en el último Festival de Cine Europeo de Sevilla. Película que fue bien recibida por la crítica en su circuito festivalero y que fue pronto incluida en el listado de estrenos imprescindibles del que estas líneas escribe, pues he disfrutado de las películas previas que he podido degustar del parisino. Llega sigilosa en unos meses de múltiples platos de fuerte impacto mediático, por lo que es un placer para este modesto medio contribuir todo lo posible a dar visibilidad a este estreno. Visioné por tanto en pase de prensa de una película honesta y bastante interesante, pero que me decepcionó por llenarme en escasez. Una comedia rauda que invita a reflexionar y se sigue con interés, pero que se queda en un estadio intermedio en impacto sensorial y cinematográfico. Una película tan funcional y competente como olvidable a largo plazo. 

Alain (elegante y ácido Guillaume Canet) es un burgués del mundo editorial parisino que especula con que su empresa se pase plenamente a la edición digital de e-books. Uno de sus escritores habituales, Léonard (entregado Vincent Macaigne, le desespera con sus autoficciones, siendo la última un manuscrito que desea no publicar. La mujer de Alain, la actriz Selena (Juliette Binoche, en su siempre acertada línea) no ve el momento de abandonar su papel en una serie policial por la que es muy aplaudida. La novia de Léonard, Valérie (carismática Nora Hamzawi) , no da abasto con su rutina de estrés entre smartphones gestionando la agenda de un político. Y Laure (Christa Theret), asesora digital de Alain, desea abrirse camino en la industria con instinto depredador. Estos cinco personajes se enredaran en un tramado de dobles vidas, de ficciones literarias e infidelidades amorosas. Una comedia de enredos cultural cuasi esnob. Romances sobre la creación y el mundo literario. Filme hablado hasta el extremo. Producción de relaciones cruzadas al estilo de Woody Allen, pero más cruda en tono y maliciosa en ironía y constante tono cortante de unos personajes que no se dan tregua entre ellos. Assayas da espacio a los actores para que saquen partido al texto, y tanto ellos se lucen como un libreto lleno de diálogos ricos que redondean escenas muy disfrutables. Y una idea, la de vida doble como álter egos en las auto-ficciones literarias y como relaciones amorosas infieles, interesante. Cine clásico, de maneras sobrias y una aproximación sencilla, tanto que sus carencias se justifican por la nobleza de la propuesta. 

Visualmente la película, que consta de un ya atípico granulado propio de celuloide, presenta poco interés, y las pocas veces que opta por el dinamismo o recurre a un estilo más vibrante de cámara en mano no enriquece tampoco el aspecto plástico, acorde no obstante al tono de la cinta. Una cinta en la que la verborrea y el discurso editorial carga con facilidad, pues se insiste y recalcan los conceptos por encima de la trama. Unos debates, por otra parte, tremendamente manidos y conocidos, prácticamente la superficie de la edición digital de la que todos llevamos dialogando desde hace años. Sin una evolución atractiva de las subtramas ni un cierre poderoso, este relato se sigue sin que decaiga la atención pero la implicación sensorial siempre es leve, y lo que nos ofrece en el plano intelectual no es tan rico como para elevar la experiencia. 

Perspicaz, clásica y burguesa, Dobles vidas es el Assayas más accesible y divertido, pero también el menos sugerente. 

  • Título: Dobles vidas/Doubles Vies
  • Dirección: Olivier Assayas
  • Guión: Olivier Assayas
  • Actores: Juliette Binoche, Guillaume Canet, Vincent Macaigne, Nora Hamzawi, Christa Theret
  • Dirección de Fotografía: Yorick Le Saux
  • Música: Sin determinar
  • Estreno: 12 de abril de 2019
  • Duración: 107 minutos
  • Web Oficial: http://bteampictures.es/doblesvidas/
  • Nota: 6,8/10

Deja un comentario