Ciclo de Conflictos sexuales – Hermafroditas, pederastas pasivos y doncellas ultrajadas

En 2018, Cine, Críticas, Zarzuela por Néstor JuezDeja un comentario

En estos días de sofoco veraniego, pocas actividades congratulan más al cinéfilo que organizar ciclos en su hogar. Servidor ya ha organizado dos, uno con cinco de las películas del maestro Bong Joon-Ho (desde la magistral Memories of murder a la infravalorada Okja) y otra con la trilogía Pusher de Nicolas Winding Refn (de la que realmente merece la pena destacar la segunda película), y ha asistido a algunos organizado por el amigo Jorge Fernández-Mayoralas de Cineyséfeliz, de las pocas personas que comparten nuestra ansia devoradora de filmes. Primero fue un interesante ciclo de óperas primas, con los debuts de Wim Wenders, Martin Scorsese, Paul Thomas Anderson (excelsa) y Lars Von Trier (extremadamente singular) y luego el ciclo del que venimos a hablar hoy, una grata sorpresa que se erige en el más logrado hasta la fecha: un ciclo de películas con temáticas relacionadas con conflictos o represiones sexuales. Películas de variadas décadas, géneros y nacionalidades, que ya deseaban ver previamente o uno u otro, que logramos vincular a nivel temático, apartado en que resultaron tener más nexos de los esperados. Cuatro buenas películas, dos de ellas excelentes, que bien merece la pena disfrutar, analizar, revisitar o, si fuese necesario, descubrir con una mirada fresca. Comenzamos a diseccionar el ciclo de conflictos sexuales. 

Comenzamos la sesión a las 15:15 con la multipremiada producción brasileña del año 2002 Madame Sata, dirigida por Karim Aïnouz. En el barrio de Lapa de Río de Janeiro, durante los años 30, João Francisco (Lázaro Ramos) desea convertirse en una estrella de la canción rodeado de arte y sexo. Es un hombre de color homosexual, con una faceta de gángster que le traerá mil quebraderos de cabeza, lastrando su carrera de cabaret pero sin impedir que termine como reina del carnaval. Cine sobrio y elegante, directo y vivaz, homosexualidad sentida desde el grito y la lucha de libertad. Película de maneras muy comunes en el cine sobre igualdad de género en un momento en el que aún no lo eran. Película física y culturalmente rica, filmada y editada con mucha pasión. Destacar la excelente fotografía, así como la reconstrucción histórica, diseño de producción y elección de escenarios. Hermosa música, y trepidantes números musicales. Y estupendas interpretaciones, sobre todo la intensidad de Lázaro. Película que si flaquea es por no estar tan lograda en el apartado del ritmo, y por no haber logrado mayor claridad y definición de las partes en un guión repetitivo, que apenas deja para un última instante su faceta del reino del disfraz. Con todo, una película harto recomendable. 

  • Título: Madame Sata/Madame Satã
  • Dirección: Karim Aïnouz
  • Guión: Karim Aïnouz, basado en hechos reales
  • Actores: Lázaro Ramos, Marcelia Cartazo, Flavio Bauraqui, Felipe Marques, Emiliano Queiroz, 
  • Dirección de Fotografía: Walter Carvalho
  • Música de: Marcos Suzano, Sacha Ambak
  • Estreno: 08 de agosto de 2003
  • Duración: 105 minutos
  • Web Oficial: https://www.imdb.com/title/tt0317887/reference
  • Nota: 7,3/10 

A las 17:15 fue el momento de que nos acercáramos a una de las obras capitales del siempre digno de revisitar Ingmar Bergman: El manantial de la doncella, producida en 1960. Karin, hija de una familia cristiana con terrenos y ganado, es encomendada por su padre para ir a la iglesia a llevar los cirios. Acompañada de su preñada esclava Ingeri, se adentran en caballo en el hermoso y vasto bosque. Cuando se dividan y Karin se encuentre con un grupo de pastores, todo se torcerá. Cine sencillo y asceta, de un estilo y tempos ya extintos pero tan sobrios como fáciles de interpretar. Formato 4/3, dirección artística parca pero atinada y continuos focos en las caras de los actores en primer plano, resaltando su condición de víctima, culpable o pecador juzgado por Dios. Película de espectaculares paisajes, y de una excelsa tensión contenida que se mantiene intacta en la actualidad. Es sorprendente que Bergman filmase hace 58 años lo que en esencia es un rape and revenge clásico, un tipo de película que abunda en este siglo y que, sin los significados alegóricos y religiosos de esta, pueblan las Muestras Syfy a las que rigurosamente acudo. Crispadas y contenidas son las escenas de conflicto y violencia, siendo escasas pero redondeando la totalidad de un largometraje lento pero mucho más ligero de lo esperada. Pero es la riqueza pictórica y simbólica adicional, con el mensaje cristiano y el manantial de la gran conclusión, lo que hacen de este un filme muy especial. Una prueba de las riquezas de la obra de Bergman, que encierra mucho más del tedio que se le presupone. 

  • Título: El manantial de la doncella/Jungfrukällan
  • Dirección: Ingmar Bergman
  • Guión: Ulla Isaksson
  • Actores: Max von Sydow, Birgitta Valberg, Gunnel Lindblom, Birgitta Pettersson, Axel Düberg
  • Dirección de Fotografía: Sven Nykvist
  • Música de: Erik Nordgren
  • Estreno: 09 de noviembre de 1961
  • Duración: 88 minutos
  • Web Oficial: https://www.imdb.com/title/tt0053976/reference
  • Nota: 8,0/10

A las 19:00 fue ocasión de acercarnos al filme más desconcertante del día: Orlando, adaptación de Virginia Woolf dirigida por una Sally Potter a cuya obra deseaba acercarme tras disfrutar con la mordaz The party. Orlando es un muchacho joven que vive en la época isabelina. Condecorado con tierras y una generosa herencia, deberá aclimatarse a los cambios de los tiempos y de la sociedad que le rodea durante sus cientos de años de vida, durante los cuales cambiará de sexo. Cine cortesano, poético, tan medieval en sus escenarios y comportamientos retratados como eminentemente británico. Película realmente extraña y anómala, diríase presa de un constante estado onírico, sumergiéndonos en el introspectivo letargo de un desconcertado Orlando, que se dirige a cámara rompiendo la cuarta pared. El trance del filme es logrado por su inesperada e impredecible trama, por sus elipsis y por su desasosegante y hermosa banda sonora. Excelente estética en la puesta en escena, que eleva la dirección artística gracias a una cuidada realización de Potter. Sin duda es consecuente que la película sea fluctuante, pues así fluctúa Orlando al cambiar de sexo y percibir como baría el trato que le dispensan, pero a costa de esta decisión a la película le falta cohesión, con fragmentos realmente pesados y tonalmente endebles que dan irregularidad al conjunto. La película más descompensada de la tarde, pero tal vez la más sugerente. 

  • Título: Orlando
  • Dirección: Sally Potter
  • Guión: Sally Potter, basado en la novela de Virginia Woolf
  • Actores: Tilda Swinton, Billy Zane, Lothaire Bluteau, Quentin Crisp, John Wood
  • Dirección de Fotografía: Alexei Rodionov
  • Música de: David Motion y Sally Potter
  • Estreno: 14 de enero de 1994
  • Duración: 93 minutos
  • Web Oficial: https://www.imdb.com/title/tt0107756/reference
  • Nota: 7,2/10

Y a las 21:00 el día tocó a su fin con una película animada que compitió en Annecy en 2017, año en el que ganó el premio a Mejor Película de animación en el Festival de Sitges: Tehran Taboo, dirigida por Ali Soozandeh. Puri, que no puede abandonar a su marido sin el consentimiento, se ve obligada a prostituirse ante la mirada de su joven hijo Elias. Sara está embarazada, y desea encontrar un trabajo a escondidas de su amigo banquero. Donya folla con el músico Babak y, forzada a aparentar virginidad ante su prometido, fuerza a este a que le financie una reconstrucción de himen. Estas tres historias coinciden en el impertérrito escenario del Teherán de hoy. Drama tremendo de carácter social, cine iraní desolador desde la perspectiva de la animación. Una interesante animación de sombras y difuminados que pinta sobre metraje con actores reales, y que muestra un marcado interés estético en la fotografía con las transiciones y planos de paisaje y escenario. Pero es una película de personajes y guión, que no por ser animada se guarda nada a la hora de sumergirse en las miserias de una sociedad destrozada con una sordidez y dureza extremas. Todas las subtramas funcionan por separado, y su combinación en pos de una tensión cada vez más desgarradora culmina en un clímax de impacto emocional con varias revelaciones inesperadas y explosivas. Es escabrosa y algo efectista, y no hay per se nada renovador y personalmente personal en la manera de estructurar el argumento y ponerlo en escena, pero difícilmente podría estar mejor ejecutada. Muy recomendable. 

  • Título: Tehran Taboo
  • Dirección: Ali Soozandeh
  • Guión: Ali Soozandeh
  • Actores: Voces de Farhad Abadinejad, Jasmina Ali, Rozita Assadollahy, Alireza Bayram, Sasan Behroozian
  • Dirección de Fotografía: Martin Gschlacht
  • Música de: Ali N. Askin
  • Estreno: Octubre de 2017, Festival de Sitges
  • Duración: 96 minutos
  • Web Oficial: https://www.imdb.com/title/tt5584796/reference
  • Nota: 7,9/10

Cuatro genuinas perlas, tan similares para programar como radicalmente diferentes, que dieron lugar a una gran tarde de cine. Esperemos poder mantener el nivel en próximos ciclos. 

Deja un comentario