Bumblebee – El amigo de acero

En 2018, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

En esta era de la información y el multi-estímulo, las franquicias de ficción son la gallina de los huevos de oro en la cultura del entretenimiento, y el cine es el caso más evidente de este fenómeno. Adaptaciones a la gran pantalla de cómics o libros que originan series con múltiples entregas. Y uno de los ejemplos más exitosos en taquilla de lo que llevamos de siglo es la saga Transformers. Los juguetes de Hasbro, popularizados con la serie de televisión de los ochenta, han sido ya trasladados a la gran pantalla en cinco ocasiones, todas ellas aparatosas superproducciones llenas de explosiones y los más avanzados efectos especiales dirigidas por Michael Bay. Películas infames que siempre han llenado las arcas, pero considerablemente menos con su última aventura, que recaudó mucho menos de lo que se esperaba. Las cifras eran argumento suficiente para mantener la franquicia, pero esta pérdida de espectadores indicaba signos de agotamiento en la fórmula, por ende razón para buscar nuevas vías argumentales en las próximas entregas. Este cambio de rumbo se ha hecho evidente con la película sobre la que en esta entrada escribo: Bumblebee, precuela con uno de los robots más populares de la saga dirigida por el realizador de animación Travis Knight. Pese a un cambio agradecido, la propuesta no podía estar más lejana a mis intereses. Pero llegaron las primeras críticas, y estas eran muy entusiastas. La curiosidad ya estaba despertada, motivo por el cual no dudé en confirmar asistencia al pase de prensa de Paramount conforme me fue avisado. Y aún sin considerar que nos encontramos ante un desastre o un suspenso, sí que se trata de una decepción evidente, mucho ruido y pocas nueces. La hazaña no era difícil, pero hay que reconocer que es la mejor película de la saga. Una película entretenida, familiar y entrañable, con dos buenos personajes en el centro. También rodeada de personajes lamentables, clichés frustrantes y una sensación general de relato prefabricado y manipulador. Una película que no recomendaría más que a niños muy pequeños o aficionados de los muñecos o los Goonies

La situación se torna insostenible en Cybertron, donde la guerra entre Autobots y Decepticons se encrudece. Estos primeros huyen por el espacio escondiéndose en distintos planetas, escogiendo B-127, más conocido como Bumblebee, la Tierra de 1987 como destino. Allí conocerá a la joven Charlie, muchacha solitaria que echa de menos a su malogrado padre y ama la mecánica, y juntos desarrollarán una fuerte amistad que les protegerá de militares y robots que vengan a separarles. Un filme plenamente ochentero, una suerte de nueva versión de E.T. o El gigante de hierro. Una película más ligera, con encanto y sensibilidad para los jóvenes, pero con suficiente carga de acción y batalla para contentar a los fanáticos. Hay unas virtudes evidentes que conviene reconocer. Sus dos protagonistas, Charlie y Bumblebee, están bien definidos, y la relación entre ellos resulta creíble y entrañable. La acción está mucho mejor filmada, sostenida en planos más largos que dejan ver con claridad lo qué sucede. Menos ruido pero misma intensidad y escala. El espíritu retromoderno está bien captado, y utilizado además con respeto, de una manera orgánica y logrando una personalidad propia. En suma, una película competente y entretenida, hecha con aprecio y un fondo cariñoso con el que la audiencia tendrá fácil conectar. 

Un personaje tan deleznable y burdo como el de John Cena es suficiente por si sólo para arruinar cualquier película. Y no hablemos ya de la vergonzosa familia de Charlie (y casi todo personaje secundario en general). Tanto las subtramas como los personajes y su desarrollo son predecibles, estereotipados, de diálogos pobres (la idolatría del padre desaparecido vía fotos está llevado de la manera más cursi y perezosa) y tremendamente comunes, habiéndolo visto ya en otros tantos filmes. Es tontorrona, maniquea, en el plano narrativa, acomodada, y en el plano emocional, traslación directa de guión de comité más que de sustancia humana. Una película que se ha sobrevalorado en demasía por la saga a la que pertenece y su comparación con sus hermanas, y por su cariz de película bonita, pero desde aquí instamos a que no se dejen engañar. 

Tierna, explosiva y juvenil, Bumblebee supone una reformulación de los Transformers en clave Amblin entrañable, pero demasiado formulaica y simple como para ser reseñable.

  • Título: Bumblebee
  • Dirección: Travis Knight
  • Guión: Christina Hodson
  • Actores: Hailee Steinfeld, John Cena, Pamela Adlon, Stephen Schneider, Jorge Lendeborg Jr.
  • Dirección de Fotografía: Enrique Chediak
  • Música: Dario Marianelli
  • Estreno: 21 de diciembre de 2018
  • Duración: 114 minutos
  • Web Oficial: http://www.paramount.com/movies/bumblebee
  • Nota: 5,6/10

Deja un comentario