Bohemian Rhapsody – Celebración musical

En 2018, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

Pocas artes unen más a la gente y crean mas afinidad y seguimiento incondicional que la música, logrando los cantantes pop y rock más populares convertirse en auténticos símbolos, iconos y leyendas a los ojos del resto de la humanidad. Pocos casos hay más claros de esto mismo que el de la exitosa banda británica Queen, favorita de miles de personas décadas después de su disolución, y el de su cantante, el mitificado y malogrado Freddie Mercury. Que las hazañas y aventuras en vida de la banda acabasen en el cine era cuestión de tiempo. Casi cualquier enfoque desde el que se afrontara habría levantado el interés del público, pero además resultó que las primeras voces creativas vinculadas al proyecto podían dar de si resultados nada desdeñables. Estando Fox detrás, sólo se podía esperar un gran espectáculo. Hablamos de Bohemian Rhapsody, biopic de Freddie dirigido por Bryan Singer que, tras el abandono de Sacha Baron Cohen, cuenta con Rami Malek en el rol principal y está arrasando en taquilla allí por donde ha pasado. La recepción crítica había sido tibia, irregular, pero el entusiasmo de muchas voces entre conocidos y algunos medios hizo que guardásemos esperanza en que nos encontráramos una película que mereciese la pena. De ahí que, si bien con un poco de retraso, acudí gustoso a la sala de cine al encuentro con la película, desde la bastante confortable fila 1 de la Sala 9 de los Cines Princesa de Madrid. Y la película que contemplamos fue un poco predecible, sí, pero francamente correcta y entretenida, que cumple con solvencia el papel que deseaba. Una película tímida a la hora de ahondar en las oscuridades del de Zanzíbar, pero que filma su expresión musical con garbo y fluidez. Una película musical que pone esta en el centro, que no es tanto una biografía óptima de Freddy sino una celebración por todo lo alto de la música de Queen. Triunfa en estos términos, y a continuación lo desgloso. 

En 1970 el muchacho Parsi Farrokh Bulsara (Rami Malek) queda fascinado con una actuación de la banda de Rock Smile en un club nocturno. Cuando estos pierdan a su cantante estrella, Farrokh se ofrecerá para reemplazarle. El camino que seguirá el cantante posteriormente rebautizado como Freddie Mercury y el grupo renombrado cómo Queen hasta el mítico concierto del Live Aid de 1985 es Historia con mayúsculas. Una película biográfica de la juventud y consagración artística de Freddie. Una narración sobre la formación de la banda, su rápido ascenso al estrellato, su estancamiento y ruptura y su posterior reencuentro antes del multitudinario concierto. Película que además, visita la vida personal de Freddie. Una película que presenta su gran activo en la excelente realización del filme, que aunado a un excelente montaje nos deleitan con grandes secuencias musicales, y utilizando además con habilidad las canciones de la banda para transiciones entre escenas y mejorar el fluir. Gran trabajo a su vez del reparto, con mención especial para Rami Malek. Una película que si bien va por detrás del espectador entrenado en todo momento, funciona, y logra que la visionemos interesados y disfrutando durante todo el metraje. 

El rumbo por el que se decide dirigir el argumento es lo más convencional y predecible que cualquiera podría haber imaginado, quedando la sensación final de que esta película hubiera sido prácticamente igual si hubiéramos intercambiado a Queen por cualquier otro grupo. Los escarceos con la droga de Freddy apenas son pasados de puntillas, y su homosexualidad se sugiere pero se explicita poco. Pocas cosas de enjundia llegamos a conocer de Freddy, y todo riesgo y situación polémica queda callada, en un producto blanco, sin riesgo, que en un afán por llegar al mayor público cae preso de la impersonalidad y el convencionalismo. Una película que podría haber sido excelente con mayor esfuerzo y ambición, pero que decide ser tan sólo una buena película, que bien es cierto que no merece los varapalos críticos que ha recibido. 

Ligera, enérgica y festiva, Bohemian Rhapsody es una película ajena al riesgo y a la posibilidad de profundizar en la vida de Farrokh Bulsara, pero está tan bien filmada que merece la pena como película espectáculo. 

  • Título: Bohemian Rhapsody
  • Dirección: Bryan Singer
  • Guión: Anthony McCarten, basada en una Historia de Anthony McCarten y Peter Morgan
  • Actores: Rami Malek, Joseph Mazzello, Ben Hardy, Gwilym Lee, Lucy Boynton,
  • Dirección de Fotografía: Newton Thomas Sigel
  • Música de: John Ottman
  • Estreno: 31 de octubre de 2018
  • Duración: 134 minutos
  • Web Oficial: http://www.fox.es/bohemian-rhapsody-sp
  • Nota: 6,9/10

Deja un comentario