Ali G anda suelto – Make it real

En 2012, Cine, Críticas por Néstor JuezDeja un comentario

Esta película, antes de la exitosa Borat, Bruno y este verano El dictador, supuso el asalto del genial cómico británico Sacha Baron Cohen al mundo del cine tras exponer a sus polémicos personajes en la pequeña pantalla. Este artista, precursor del uso de humor soez y machista para criticar actitudes y situaciones sociales, alardea de un ingenio sin límites, consiguiendo que su humor políticamente correcto esté bien considerado en sociedad.

Es por ello que esta película no fracasa. A pesar de ser una comedia de trama absurda y escasas virtudes formales no pasa al olvido, pues la simple presencia del personaje de Ali G sostiene el producto. Ni tan siquiera la presencia en el reparto de secundarios británicos de lujo tales cómo Michael Gambon o Charles Dance aportan alguna virtud que no sea la de disfrutar en pantalla de los desmadres del extravagante rapero, cuya interpretación machista y pandillera de la vida provoca hilarantes carcajadas en cualquiera de sus interlocuciones, las cuáles son sacadas de contexto en esta historia, que le sitúa en política, dónde por si fuera poco triunfa (ya comenté previamente que la trama es absurda).

He aquí una comedieta que no es de necesario visionado, pero que ofrece para la memoria cinéfila colectiva a un original personaje, y además deja algunos gags para el recuerdo (ese acuerdo privado entre el ministro británico y el presidente africano que por una desgraciada coincidencia con los affaires de Ali da lugar a una desternillante interpretación de los hechos).

Deja un comentario